Y AHORA….ASALTO A RTVE

Una de las últimas decisiones adoptadas por el Gobierno de Mariano Rajoy, anunciada tras el consejo de ministros de ayer viernes 20 de abril, consiste en otorgarse a sí mismo la facultad de nombrar unilateralmente al nuevo presidente de RTVE. A ella se suma la decisión simultánea de reducir el número de miembros del consejo rector del ente público (que pasan de doce a nueve; se suprimen los representantes de los sindicatos, ¡qué casualidad!), y de eliminarles el sueldo que les correspondía hasta ahora, con lo que en realidad se está invitando a todos ellos a buscarse otra actividad remunerada y, por consiguiente, abandonar su dedicación exclusiva.

Ni que decir tiene que, con estas medidas, el Gobierno de Rajoy rompe el consenso que había existido al respecto entre las fuerzas políticas y que habían propiciado una fructífera etapa de 6 años de independencia, pluralidad, rigor informativo y gran calidad en nuestra televisión pública nacional.

A continuación, transcribo mis opiniones sobre este gravísimo asunto, tal y como las he vertido hoy mismo en la red eskup del diario El País:

La verdad es que esto se veía venir, aunque, al menos en mi caso, albergaba la esperanza de que al final se dejasen las cosas como están en RTVE, que los malos pronósticos no se cumplirían, por el propio prestigio que había alcanzado nuestra televisión pública, no sólo dentro de España sino en el extranjero (ahí están los numerosos galardones cosechados a lo largo de esta última etapa). En especial, los programas de tipo informativo se caracterizan por su calidad, independencia, rigor y pluralidad, gracias a un equipo de profesionales envidiable. Ahora todo esto se va a acabar por el afán intervencionista de un solo partido político que, pese a su actual mayoría absoluta en el parlamento, no está legitimado para controlar a su gusto particular algo tan importante para la vida democrática como es una RTVE independiente y profesional. Esto es profundamente decepcionante. Pero los ciudadanos no debemos permanecer impasibles ante este atropello. Habrá que protestar con energía en todos los foros y en la propia calle, si es preciso.

El Gobierno de Mariano Rajoy está perpetrando el mayor recorte de derechos en la historia de nuestra democracia, precisamente ellos, que lanzaban indecentemente esta misma acusación al anterior Presidente Zapatero, tras las medidas adoptadas por él a partir de mayo de 2010. No deja de ser irónico. Pero lo grave es que los recortes no son sólo de tipo económico, sino que afectan a cuestiones tan sensibles como el derecho a una información objetiva, verídica y de calidad, e incluso a la libertad de manifestación y protesta en los espacios públicos, a juzgar por la normativa que está preparando a toda prisa el ministro del Interior Jorge Fernández Díaz. A mí todo me parece gravísimo, por cuanto significa una estrategia integral de control, manipulación y restricción de derechos civiles. La verdad es que, a veces, me pregunto si todo esto es real o se trata de una pesadilla. Estamos en pleno siglo XXI. ¿Qué pasa con todo lo que se supone que ha avanzado nuestra sociedad tras 33 años de democracia? ¿Vamos a consentir un retroceso a tiempos que creíamos ya del todo superados?

Aquella entrevista de Ana Pastor a Dolores de Cospedal (27.04.11 en los Desayunos de TVE) fue muy significativa y ya puso de manifiesto las oscuras intenciones de la dirección del PP con respecto al Ente Público RTVE. Todos recordamos las inauditas acusaciones de Cospedal a los informativos de TVE, tachándolos de partidistas y poco objetivos, ¡¡precisamente ellos, que aportaban vergonzosos ejemplos de manipulación, como el caso de Telemadrid!! También recuerdo la reacción de la periodista Ana Pastor, elegante, comedida, pero en justo y franco desacuerdo con las opiniones de la secretaria general del PP. Mi preocupación por el futuro de nuestra televisión pública empezó en ese mismo momento. Una fecha de triste recuerdo, ciertamente.

Anuncios

One response to this post.

  1. Buenos días. He leído con sumo respeto su entrada y quiero decirle que estoy de acuerdo en su planteamiento. Si bien la estrategia del PP, en esta materia, es la de cercar al máximo todos los canales de comunicación existentes para poder controlar la información que llega a los ciudadanos, tambien es cierto que los ciudadanos debemos y podemos escuchar mejor toda la información que recibimos y observar los acontecimientos con perspectiva y ver desde dónde nos llegan. Es cierto que la memoria es selectiva, cuando se trata de recordar hechos no agradables, por ello no nos acordamos de otros momentos vividos muy similares a los que ahora estamos.
    Los medios tradicionales de comunicación, no son suficientes para que los ciudadanos nos percatemos de lo que está pasando, ya que están dirigidos por los intereses que les mantienen. Por ello blogs como el suyo son, hoy más que nunca, necesarios.
    Gracias por compartir
    Antonia
    http://www.personas-personas.blogspot.com

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: