Archive for the ‘Sin categoría’ Category

DESPEDIDA (…por el momento)

Tren en la noche, Aureliano de Beruete

          Como un tren que se pierde en la noche. Tras el estrépito provocado a su paso junto al solitario caminante que lo contempla al pie de la vía, su metálico fragor va menguando conforme se aleja el convoy, dejando ver sólo la luz roja de su furgón de cola. Al cabo de unos instantes, ésta última también acaba desvaneciéndose en la lejanía, mientras la oscuridad y el silencio se apoderan de nuevo del paisaje.

          He escogido con especial cariño esta romántica imagen ferroviaria, de mi admirado paisajista Aureliano de Beruete, para ilustrar mi despedida de este blog. Sí, he decidido dejarlo, amigos míos. Necesito desconectar durante un tiempo indefinido, mirar con calma dentro de mí y de cuanto me rodea, recargarme de energía y, quizás, explorar nuevas ideas y argumentos. A lo largo de estos tres años y medio largos, con 138 entradas en el blog, he hecho un considerable esfuerzo por exponer, principalmente, mis reflexiones acerca de la realidad económica y política de nuestro país. Y no sólo he intentado describir los problemas con la mayor claridad posible, y la mejor de las voluntades, sino que me he tomado incluso la libertad de apuntar posibles vías de solución a los mismos. Esto podría parecer pretencioso por parte de un simple ciudadano de la calle como yo, pero pienso que cualquier persona mínimamente sensible e instruída adquiere esa responsabilidad, aunque esté lejos de ocupar ningún puesto público de decisión. Yo, al menos, lo he sentido así. A lo mejor es una modesta manera de devolver a la sociedad todo lo que ésta ha hecho por uno.

          Sin embargo, debo confesar que me siento cansado y desanimado. Los últimos acontecimientos vividos en España, en especial la reciente campaña para las elecciones europeas, los resultados de las mismas (no tan halagüeños como uno hubiese deseado), el desencuentro de Cataluña -o de parte de ella- con el resto de España, la abdicación del Rey Juan Carlos y el inmediato resurgimiento del sempiterno debate sobre la forma de Estado, de alguna manera me han saturado y hastiado. Este país se ha convertido últimamente (si es que alguna vez había dejado de serlo) en una suerte de gran corrala en la que todos hablan , o mejor, vociferan sus opiniones, pero donde casi nadie hace el menor esfuerzo por escuchar y comprender al de al lado. Apenas hay diálogo ni nada que se pueda calificar de constructivo. Por el contrario, casi siempre se aprovecha cualquier ocasión para culpar a los demás por sus supuestos errores del pasado, reciente o remoto. Pero, mientras tanto, por detrás de toda esta formidable algarabía, los grandes problemas de fondo siguen ahí, sin resolverse: el desempleo, el creciente empobrecimiento, la carencia de perspectivas de nuestros jóvenes, la tremenda inestabilidad laboral, el deterioro consciente y provocado de nuestros servicios públicos, el necio fomento del consumismo, nuestra gran dependencia energética, la corrupción generalizada, los graves daños que se siguen produciendo contra el medio ambiente (a escala planetaria), los crecientes y masivos flujos migratorios, la codicia extrema de quienes manejan y poseen el capital…… En general, se observa una gran preocupación tan sólo por lo inmediato, por los beneficios a corto plazo, o por las políticas elaboradas con fines exclusivamente electoralistas. Tanto los políticos como las grandes personalidades del mundo de la banca o la gran empresa se desentienden por completo de temas tan trascendentales como hacia dónde vamos, cómo va a ser el mundo del mañana, o de qué manera se van a preservar los recursos naturales de este planeta que se nos ha quedado tan pequeño.

          Bueno, no deseo tampoco ponerme demasiado dramático ni infundir desánimo o desasosiego en el lector. Por mi parte, aquí dejo todos mis comentarios y reflexiones, para todo aquel que tenga curiosidad por leerlos. Ojalá sean de alguna utilidad, aunque sólo sea para estimular la generación de nuevas ideas y soluciones a los grandes desafíos de nuestro tiempo. Tal y como aprendemos, sobre todo en estas últimas décadas de cambio acelerado, en esta vida nunca hay nada definitivo, y a lo mejor en un futuro más o menos próximo me encuentre de nuevo con fuerzas y ganas de volver a compartir mis puntos de vista. Pero ahora me retiro por donde he venido. Adiós.

          Como un tren que se pierde en la negrura de la noche…

 

AVISO AL LECTOR

         Imagen

          Por circunstancias personales, entre las que figura un casi inminente cambio de domicilio, con todas las molestias y el follón que eso suele comportar, me veo obligado a suspender por el momento mis entradas en el blog. No puedo atenderlo bien ni preparar mis nuevos artículos como a mí me gusta, así que prefiero dejarlo unas semanas en suspenso, hasta que esté debidamente instalado en mi nuevo cubículo y vuelva a tener la vida un poco organizada.

          Pido perdón a mis lectores y amigos, y sólo les ruego un poco de paciencia, porque el paréntesis será sólo temporal. Un cordial saludo a todos.

A MODO DE RECAPITULACIÓN

Atenea pensativa - 2

          A estas alturas de mi blog, me parece conveniente detenerse un momento y echar la vista atrás, hacia todo el tiempo transcurrido desde aquel 27.10.2010, hace ya más de dos años y medio, cuando inicié con ilusión su andadura. Durante este periodo  he publicado 117 entradas, en las que he intentado recoger sobre todo mis propias ideas ante la realidad política y económica de España, realidad que ha sido bastante dinámica a impulsos de la crisis y del relevo que se produjo en el Gobierno de la nación a finales de 2011.

          He realizado también breves incursiones en otros campos, como el medio ambiente (tema que me preocupa de manera muy particular), otros aspectos de la actualidad, e incluso sobre cine y TV. Mi deseo sería prodigarme más en este último tema, aunque sólo sea para “desengrasar” un poco de cuestiones tan poco alegres y plomizas como la política y la economía. En lo sucesivo, haré un intento por escribir más sobre cine y series televisivas, que resultan desde luego más gratos para la mente y los sentidos.

          Me gustaría destacar para el lector algunos artículos de fondo en los que he hecho un particular esfuerzo por expresar mis ideas con la mayor claridad posible y, de paso, desmontar algunas  falacias bastante arraigadas en la mentalidad de muchos de los que ahora nos gobiernan. Especialmente, quisiera poner el foco sobre los siguientes posts:

  • Acerca del desempleo (Economía), publicado el 03.11.10
  • Carta abierta a Mariano Rajoy (Política), del 15.03.11, cuando aún estaba en la oposición
  • Los lastres de la derecha española (Política), del 05.05.11
  • Desmontando tópicos: lo público y lo privado (Economía), del 09.06.11
  • Verdades y mentiras sobre el empleo (Economía), del 02.08.11
  • El peculiar modelo eléctrico español I y II (Economía), de los días 21 y 23.03.12
  • ¡No olvidemos el medio ambiente! (Medio ambiente), del 21.06.12
  • El auténtico meollo del problema (Economía), del 12.07.12, en el que vuelvo a insistir sobre los problemas de fondo que gravitan sobre el desempleo
  • ¿Son demócratas los partidarios de las privatizaciones? (Política), del pasado 12.05.13

          Desde luego, no son los únicos artículos en los que he querido abordar importantes aspectos de nuestra política y economía, como ya se imaginará el lector. De todas formas, no es necesario que me extienda en este resumen de mi blog, porque hay herramientas de búsqueda en el mismo, bien por palabras clave, por fechas o también por materias (Política, Economía, Actualidad, Medio ambiente, Cultura y espectáculos, Sin categoría). Tan sólo deseo recordar que me he ocupado también de temas diversos como la Educación, las injerencias de la Iglesia en la vida pública de este país, el proyecto de Eurovegas, el horror de los incendios forestales (especialmente devastadores el verano pasado), o los planes de privatización de RENFE (el operador ferroviario español).

          En fin, en este momento sólo me resta expresar mi voluntad de seguir escribiendo sobre todos los temas mencionados (y los que pudieran surgir en el futuro), intentando ser lo más objetivo, sincero y clarificador que me sea posible, para defender mi concepto de una sociedad libre, moderna, justa, limpia, abierta y respetuosa con el conocimiento. Un saludo muy afectuoso a todos los que me han leído hasta ahora y, sobre todo, a los que me han animado con sus comentarios. Animo a todos los que lo deseen a participar con sus aportaciones, aunque discrepen en mayor o menor grado de mis ideas. El diálogo y el intercambio pacífico de opiniones siempre es muy positivo.

ALGO PARA LA REFLEXIÓN

A estas alturas como bloguero, me tomo la licencia de dejar un pensamiento para la reflexión propia y ajena:

Creo mucho más en el esfuerzo y los desvelos del científico, que en su laboratorio, sobre su mesa de trabajo o ante la pantalla de su ordenador busca algo útil y provechoso para la humanidad, que en la agresividad comercial de un director de empresa o, por descontado, en la ambición de un especulador.

El auténtico progreso del hombre ha venido siempre de la mano de los adelantos científicos y tecnológicos. La iniciativa privada, en el ámbito empresarial, es buena en tanto en cuanto contribuya a crear riqueza para la colectividad (no sólo para una pequeña minoría) y mejorar el nivel y la calidad de vida de la gente. En última instancia, el estado y sus instituciones han de cumplir con su ineludible papel de reguladores y de garantes de una justicia social básica.

Muy buen fin de semana a todos.