¡BIEN DICHO, SANTO PADRE!

Imagen

          Hace muy pocos días, el Papa Francisco viajó a la cercana isla de Cerdeña. Allí, tras escuchar los testimonios de varias personas especialmente golpeadas por la precariedad y la falta de trabajo y de perspectivas, improvisó un discurso salpicado de frases tan certeras y sinceras como sorprendentes en un Pontífice de la Iglesia Católica:

     “La falta de  trabajo te lleva a sentirte sin dignidad … El actual sistema económico nos está llevando a una tragedia. Vivimos las consecuencias de una decisión mundial, de un sistema que tiene en el centro  a un ídolo que se llama dinero … Señor Jesús (oración), a ti no te faltó el trabajo, enséñanos a luchar por él”.

          Me parece extraordinario que un Papa de Roma tenga la valentía de denunciar con palabras tan sencillas y claras los excesos del capitalismo. ¡Ya era hora! Debo confesar que, desde el primer momento he sentido una creciente simpatía hacia este nuevo Papa. Ya no me cabe la menor duda de que ha aportado a la Iglesia, no sólo un lenguaje y unos modos nuevos y mucho más cercanos, sino también un mensaje de fondo rupturista con aquello a lo que nos tenían acostumbrados sus antecesores inmediatos. En la isla italiana de Cerdeña, el Papa Francisco ha señalado sin tapujos el meollo de la crisis actual, su causa última, que no es sino el exceso de codicia por parte de unos pocos (en términos relativos), de aquellos que idolatran y acaparan el dinero, lo que trae como consecuencia directa la falta de trabajo y la pobreza de muchos.

          Obviamente, se puede explicar la situación actual con términos mucho más amplios y técnicos (la globalización, la deslocalización de empresas y procesos productivos, el imperativo de abaratar al máximo los costes, el exceso de competencia, el automatismo creciente que destruye sin cesar puestos de trabajo, la locura del crecimiento sin límites, la imposición de objetivos de beneficio cada vez más ambiciosos, etc.), pero no cabe la menor duda de que la esencia, el núcleo del problema, es el denunciado ahora por Jorge Mario Bergoglio. Celebro que, por fin, la Iglesia Católica, por medio de su cabeza visible, dé un paso adelante y se pronuncie con rotundidad en el mundo actual de la economía y el trabajo.

          Su nuevo mensaje debería entroncar y reforzarse mutuamente con las ideas expresadas ya por muchos científicos, economistas y personas de bien de todo el mundo, sinceramente preocupadas por el bienestar y el futuro de la humanidad. El capitalismo depredador es ciego, sólo piensa en crecer y en acumular más y más riqueza, sin tener en cuenta las limitaciones que impone per se un planeta finito y pequeño como la Tierra. Además, genera cada vez mayores diferencias de renta y bienestar, impulsa las grandes bolsas de miseria, estimula el consumismo irresponsable y no se preocupa por sus gravísimas consecuencias: montañas y montañas de residuos, paisajes degradados, agotamiento de recursos naturales, grave contaminación del medio ambiente, etc. Es imprescindible luchar contra todos estos excesos que amenazan severamente la vida sobre la Tierra, y bienvenidas sean todas las aportaciones, ya sean desde el humanismo científico, desde el cristianismo responsable, o bien desde cualquier otra postura ideológica comprometida de verdad con el hombre y la Naturaleza.

          ¡Gracias, Francisco, por su sinceridad y su compromiso! Contamos con su Santidad.

          Para terminar, yo me permitiría darle un buen consejo: guárdese bien de sus enemigos, principalmente de los de su propia casa. Sospecho que su nuevo mensaje y sus nuevas maneras no serán bien vistas por muchos de sus “colegas” que visten sotana. No creo que me equivoque al sospechar que monseñor Rouco Varela, su fiel portavoz Martínez Camino y otros “pajarracos de mal agüero” deben de estar echando humo por las orejas, ante los nuevos aires que soplan en la Iglesia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: