UNAS PALABRITAS SOBRE AZNAR

Imagen

          Cada vez que veo la tristemente famosa fotografía del trío de las Azores, con el entonces presidente Aznar soltando esa obscena y frívola risotada, me es imposible disociar dicha imagen de la de los trenes despanzurrados por las bombas un año después en Madrid, el 11 de marzo de 2004, con sus 191 víctimas mortales y sus más de 1800 heridos. Tampoco puedo olvidarme de Irak, un país roto y deshecho por los continuos y terribles atentados que siguen sucediéndose diez años después de aquella absurda intervención militar aliada, basada en un colosal engaño (la de las supuestas armas de destrucción masiva de Sadam Hussein), y que a la postre no sirvió más que para sustituir un dictador por el caos y el terror para la desdichada población de aquel país.
Jose María Aznar, lejos de mostrar el más mínimo arrepentimiento por aquella guerra tan injusta e innecesaria a la que prestó su entusiasta apoyo, continúa exhibiéndose en público con sus habituales frialdad y aires de superioridad, negándose sistemáticamente a dar ninguna explicación sobre aquel atropello de lesa humanidad. Por el contrario, y paradójicamente, sí han tenido que darla -y sufrir las consecuencias de su errónea decisión- sus colegas George W. Bush y Tony Blair.
Este personaje, que parece despertar cierta gracia en su amigo americano, me hace sentir vergüenza del papel desempeñado por España en aquel episodio. Puso todo su empeño en salir en la foto (nunca mejor dicho), junto a sus poderosos aliados, pero ni siquiera tuvo el coraje de arriesgarse militarmente en aquel conflicto armado. Dejó que sus colegas estadounidense y británico cargaran con todo el trabajo duro de enfrentamiento y ocupación, y luego se limitó a “vigilar” con nuestras tropas una determinada zona previamente conquistada. Actuó exactamente como el cobardica bravucón que jalea y aplaude a los matones de turno en una pelea callejera, pero que se cuida muy mucho de permanecer a salvo tras las recias espaldas de sus fornidos compinches.

Anuncios

2 responses to this post.

  1. Interesante análisis de un nefasto personaje histriónico y manipulador en beneficio de su egolatría. Salud y saludos. paulino- jesus.

    Responder

  2. Posted by Boris Alienadovich on 26 mayo, 2013 at 7:42

    Escueto y completo, diría yo que es tu escrito. No le falta nada. Al 100% contigo

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: