SOBRE LA EDUCACIÓN

          Por su especial interés, reproduzco a continuación mi comentario al video-blog de hoy mismo de Iñaki Gabilondo, inserto en la web del diario El País. Tras la jornada de huelga y las grandes manifestaciones del día anterior, martes, por parte del sector de la enseñanza pública, a todos los niveles, el citado periodista hacía especial hincapié sobre la enorme importancia que tiene para este país, como para cualquier otro que se precie, el sistema educativo. Ello constituye una sólida razón por la que éste no debería ser objeto de los mismos recortes presupuestarios que se aplican en otros ámbitos de la actividad pública.

          Dado que me considero particularmente sensible hacia este tema, me he permitido ir un poco más allá de lo expresado por el ilustre comentarista. Ahí va mi aportación:

Muy buenos días, Iñaki.

Tu comentario de hoy me parece muy oportuno y acertado, pero quisiera avanzar un poco más en la reflexión. No se trata solamente de que el Gobierno considere la Educación como una parcela más a recortar en el gasto del Estado, y de que se actúe ciegamente sobre ella sin comprender su verdadera importancia.

No, se trata de que están actuando deliberadamente para deteriorar y desacreditar la Enseñanza Pública y  favorecer a la privada. Esto comenzaron a practicarlo comunidades autónomas como la de Madrid, al menos desde principios del curso lectivo que ahora está finalizando, es decir, desde el verano pasado, cuando aún residía en La Moncloa el presidente Zapatero. Como prueba irrefutable de lo que afirmo, está el hecho de que, mientras se exigía a los profesores un incremento de sus horas lectivas (y como consecuencia directa, se dejaban de contratar entre 2.000 y 3.000 profesores interinos sólo en la comunidad de Madrid), simultáneamente aumentaban las desgravaciones fiscales en la Renta para aquellas familias que enviasen a sus hijos a estudiar en la enseñanza privada concertada. La intencionalidad estaba -y sigue estando- clarísima. Esto es muy importante comprenderlo.

El Partido Popular ya no oculta sus intenciones de reformar el conjunto del sistema educativo. Ayer mismo, una portavoz del PP en el Congreso aseguraba que el modelo educativo español estaba fracasado (¡¡??), y que por tanto era necesario modificarlo ampliamente. Y yo me pregunto, aún admitiendo que hubiera fracasado (algo muy discutible y opinable, por supuesto), ¿acaso la mejor manera de mejorarlo es reducir drásticamente los presupuestos y los recursos de la enseñanza pública? Sin lugar a dudas, esta idea es un disparate monumental.

La Educación tiene una importancia decisiva e incuestionable para el futuro y el bienestar de la sociedad, nunca me cansaré de decirlo, y no se puede permitir que un gobierno de un color determinado reforme y deteriore la calidad de la enseñanza de forma UNILATERAL. Su reforma estaría condenada de antemano al fracaso, pero lo peor es que, además, los daños serían catastróficos e irreparables para alumnos, profesores y padres. En definitiva, este tema es extremadamente serio, por lo que exigiría un gran consenso y un pacto de Estado entre la mayoría de las fuerzas políticas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: