LA DESAFORTUNADA CACERÍA REAL

A continuación, reproduzco íntegramente mi comentario de hoy en el video-blog del periodista Iñaki Gabilondo (web del diario El País), a propósito del accidente sufrido por Don Juan Carlos de Borbón durante su viaje privado a Botswana, con el objeto de participar en una cacería:

Me apena profundamente que esta actuación de Don Juan Carlos, tan inoportuna, impopular y poco edificante, eche por tierra casi todo el prestigio que, a mi juicio, se ha ganado justamente tras un largo reinado de 36 años y 33 años de democracia, en cuya implantación el propio Monarca jugó un papel decisivo. Siempre he sentido un gran afecto por él, quien desde el principio y en todo momento quiso ser el Rey de todos los españoles. Su trabajo constante, su simpatía y su fuerte implicación personal en la marcha del país le han granjeado el respeto y la admiración de muchos, aún dejando aparte su actuación ejemplar aquel aciago 23-F de 1981. Yo, al menos, lo siento de esta manera.

Este viaje privado a Botswana ha sido un ejemplo de todo lo que no se debe hacer, por muchas razones: por ser una demostración de lujo y gasto excesivos, sobre todo en estos tiempos tan duros que estamos viviendo la mayoría de los españoles; por dedicarse a matar elefantes por puro placer, lo que dice muy poco de su sensibilidad hacia la Naturaleza (qué poco ha aprendido de la Reina en este aspecto, quien por su parte siempre ha mostrado un profundo amor por los animales); y, finalmente, por la imprudencia temeraria que ha mostrado, ya que a su edad, y por la responsabilidad pública que ostenta, no está para correr riesgos de estas características. Después de esto, le va a ser bastante difícil restituir el prestigio de que gozaba anteriormente.

De todas formas, desde mi modestísima opinión, yo aconsejaría a todos ser prudentes y evitar echar más leña al fuego con el tema delicado del futuro de la monarquía. No estamos en absoluto para crearnos más problemas ni abrir nuevos frentes de polémica, en estos momentos de profunda crisis económica, cuestión ésta que me parece mucho más grave para nuestra vida diaria y futura.

Buenos días, Iñaki y contertulios.

No hace muchas semanas, publiqué en este mismo blog un artículo titulado “AL REY LO QUE ES DEL REY” (23.12.11), en el que defendía el papel de Don Juan Carlos y de la Corona, cuando salieron a la luz la supuestas irregularidades y negocios fraudulentos de su yerno Iñaki Urdangarín.

Anuncios

4 responses to this post.

  1. Posted by Mª Amor on 17 abril, 2012 at 14:58

    Tu comentario me parece lamentable, hay que ser más valiente.
    ¿A quién seguía el rey a Botsuana? En el periódico de la Nueva España de ayer dan cumplida cuenta de ello . ¿Quién es esa señora divorciada y tan amiga del rey llamada Corinna?
    Explica esto la actitud de la reina . Creo que sí. Y aún le pudo su “sentido de estado”.
    Este hombrecillo no me representa.

    Responder

    • Siento que no estés de acuerdo con mi comentario. Pero , en mi caso, te aseguro que no es cuestión de mayor o menor valentía a la hora de juzgar la conducta del Rey. Creo que he sido suficientemente crítico con su actuación, la cual deja mucho que desear por varios motivos, como indico en mi post. Sin embargo, este lamentable episodio no me hace olvidar toda la trayectoria anterior de don Juan Carlos, sus 36 años de reinado, durante los que a mi juicio ha prestado muchos y grandes servicios al Estado. Sin ser un monárquico ferviente, pienso que esta institución es positiva para España, y lo puede seguir siendo con Felipe de Borbón en el trono durante muchos años más.
      La discusión monarquía o república no constituye un problema central en nuestro país. Sí lo es, en cambio, la profunda crisis económica que padecemos y el modelo de desarrollo que necesitamos con urgencia para el futuro a corto, medio y largo plazo. Ahí, y en el mantenimiento del estado del bienestar, es donde debemos centrar el debate.

      Responder

  2. Posted by Mª Amor on 18 abril, 2012 at 10:51

    En las líneas generales de tu respuesta , sí estoy de acuerdo. En cuanto a la trayectoria de sus 36 años de reinado ha habido muchas sombras , pero somos muy olvidadizos, y siempre por rodearse de amistades poco convenientes ; por “los grandes servicios…” es lo que esperamos de él, va en su sueldo, se lo pagamos todos. No soy monárquica pero me merecía cierto respeto, la Reina más.
    Creo como el ROTO que lleva una corona muy grande para tan poca cabeza. A lo mejor con los años se le ha achicado el cerebro. ¡Qué cinismo! Y yo que me creí lo de su preocupación por los jóvenes…
    Y claro que en estos momentos son otros y muy graves los problemas que tenemos, como para añadir este. Y por desgracia para nosotros, unos políticos a los que les va también grande el cargo. Así lo percibo.
    El Sr. Rajoy tiene que dejar de viajar,quizá de esta manera podamos librarnos de tantos anuncios tan desagradables. ¿Por qué anuncia todas las “malas noticias” desde fuera?¿Qué teme? Que solo sabe decir mentiras ya lo sabemos. El día 19 de marzo, creo que en esa fecha, dijo que el co-pago no estaba en su agenda y hoy …
    El modelo de desarrollo es crear casinos o seguir el modelo del país vasco que han apostado por la investigación.

    Responder

  3. Finalmente, el Rey se ha disculpado. Aprovechando su alta médica, a la salida de la clínica, ha pronunciado unas breves palabras por las que reconocía sus errores, pedía perdón y aseguraba que estos hechos no se volverían a producir. Para mí, pese a su brevedad casi telegráfica, ha sido suficiente, pues se percibía sinceridad y arrepentimiento al dirigirse a los periodistas que le aguardaban. Es un gesto que le honra, y debemos reconocer que un Jefe del Estado presente sus disculpas de manera tan sencilla y sentida es algo absolutamente infrecuente. Estoy convencido de que ha entendido perfectamente la magnitud de su error y la justa indignación por parte de la mayoría de los españoles.

    A propósito de este último sentimiento colectivo, y dejando aparte la implicación de nuestro Rey en este episodio, quiero expresar que me siento muy orgulloso ante la sensibilidad mostrada por tantos y tantos ciudadanos de este país ante la vida animal y la Naturaleza en general. Me encanta el rechazo general que se ha evidenciado ante comportamientos tan repugnantes como la caza practicada como deporte y distracción. Creo que nuestra actitud social ante el maltrato animal ha evolucionado mucho y me llena de esperanza. Ojalá, costumbres tan bárbaras como la caza y los toros (la mal llamada “fiesta nacional”) tengan cada vez más detractores y se vayan viendo literalmente acorraladas, hasta que un día no muy lejano sean simplemente prohibidas por ley.

    Hemos llegado a una fase de la evolución humana en la que toda la Naturaleza está en serio peligro por nuestra actividad depredadora e irresponsable. Nuestra única alternativa es el respeto, el amor y la protección a toda costa de la vida animal y vegetal.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: