Archive for 16/02/12

PONIENDO EL DEDO EN LA LLAGA

Cuando nos referimos a la economía de España, existen varios problemas importantísimos de fondo que, a pesar de estar ahí, ante nuestras narices, todos parecen ignorar. Por supuesto, los gobernantes y los políticos en primer lugar. Simplemente, miran hacia otro lado y prestan toda su atención a cuestiones mucho más superficiales e irrelevantes. Pondré varios ejemplos:

1 – Una cantidad abrumadora de productos manufacturados se importan de China y otros países emergentes, con los que nuestra balanza comercial mantiene un fuerte desequilibrio.

2 – Desde Bruselas nos ordenan qué productos agrícolas debemos cultivar y cuántas cabezas de ganado podemos mantener. Ni siquiera tenemos libertad para satisfacer nuestras necesidades.

3 – Carecemos de una industria variada, potente y competitiva que pueda dar empleo a casi todos nuestros jóvenes.

4 – Se cierran centros productivos, no sólo fabriles, sino administrativos o de gestión, y se encargan los trabajos que antes se realizaban aquí, en España, a países asiáticos o sudamericanos. Nunca me cansaré de denunciar este gravísimo problema, por los efectos desastrosos que produce en nuestro nivel de desempleo.

5 – Cuando un empresario se halla ante la disyuntiva de tener que contratar a varios trabajadores o bien adquirir una máquina más o menos automática, ni se lo piensa. No hace falta decir cuál será su elección.

Señoras y señores, ante este panorama tan real como la vida misma, ¿en qué demonios vamos a trabajar y qué futuro aguarda a nuestros jóvenes, probablemente la generación más preparada de nuestra historia? ¿Vamos a ser un país de camareros y empleados de hotel (lo digo con el máximo respeto para con ambas profesiones, ojo)? ¿Qué utilidad tiene la reforma laboral que se acaba de proponer? Finalmente, ¿qué contestarían Rajoy o sus flamantes y arrogantes ministros a preguntas tan directas como las que estoy planteando? Daría cualquier cosa por observarles, intentando dar una respuesta válida y coherente a las mismas.

Seguiremos en la brecha. Saludos.

Anuncios