SOBRE EL DISCURSO DE RAJOY

A continuación, reproduzco mi comentario de hoy en el foro abierto en el video-blog de Iñaki Gabilondo, web del diario El País:

Pues sí, en efecto, quedó claro que la prioridad número 1 es la reducción del déficit, en clara sintonía con las consignas emanadas del núcleo duro de la Unión Europea, esto es, el eje Merkel-Sarkozy, que es el que dicta las normas a seguir al resto de los países comunitarios. Incluso mencionó una cifra precisa de reducción del gasto público (16.500 millones de euros), aunque sin concretar su distribución, lo que no deja de ser sorprendente.

 En el resto de los temas se ha mostrado muy ambiguo, tratando numerosas cuestiones muy de pasada. Yo, en particular, he echado de menos una declaración enérgica sobre el modelo económico productivo que debe adoptar España en los próximos años; a mi juicio, tendría que haber destacado todos aquellos sectores en los que hay que echar toda la carne en el asador (desde la propia administración pública), con el objetivo de estimular su crecimiento y asegurarnos en el futuro una prosperidad sólida y continuada, compatible con el respeto y la preservación del medio ambiente (un tema completamente olvidado, por desgracia y como de costumbre). El problema energético, de importancia fundamental, apenas si se trató, aparte de una mención rápida al problema tarifario. De investigación y desarrollo, nada de nada; indudablemente, el PP lo debe considerar un gasto perfectamente prescindible. En cambio, nos sorprendió con su propuesta de aumentar a 3 años el Bachillerato, cuya necesidad no se ve claramente y que, en cambio, sí que tendría una importante repercusión en el gasto educativo. ¿Será una táctica para retrasar la entrada en el mercado laboral de nuestros jóvenes y así aligerar el crecimiento de las cifras del paro?

 Tampoco desarrolló sus ideas acerca de la “tan necesaria” reforma -de la reforma- laboral, que están exigiendo a gritos la CEOE y los empresarios en general. Sobre esta cuestión, sabemos que ya ha encargado a empresarios y sindicatos que se sienten a negociar y le sirvan en bandeja una nueva propuesta de reforma del mercado de trabajo. Ahora bien, ¿y si éstos no son capaces de llegar a un acuerdo, como es bastante previsible, dada la radicalización de las propuestas de la patronal (minisueldos, etc.)? ¿Qué hará el nuevo gobierno entonces?

 En fin, hay muchas incógnitas sobre la mesa, tanto en el terreno económico como en otros: política territorial, educación, sanidad, medio ambiente, final definitivo del terrorismo (disolución de ETA), etc. Estamos, sin duda, ante un periodo muy complicado y difícil, durante el cual Rajoy deberá contar con el apoyo de otras fuerzas, PSOE incluido, para ir resolviendo bien los problemas, pese a contar con mayoría absoluta en el parlamento.

 Saludos, Iñaki y contertulios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: