EN LA SALA DE ESPERA

En su video-blog de hoy lunes, Iñaki Gabilondo se refiere a la nueva Europa que se está gestando entre los líderes Angela Merkel y Nicolás Sarkozy, con el objetivo principal de acabar con la crisis de la deuda, y que será dada a conocer en la próxima cumbre del viernes 9.  Al mismo tiempo, no sin cierta ironía, alude a que, mientras todo esto se fragua, con consecuencias profundas para toda la Unión, aquí nos pilla de puente a todos, en la semana semifestiva del Día de la Constitución y La Inmaculada. A continuación, incluyo un par de comentarios míos al citado video-blog:

I) Realmente, en vísperas de Navidad y fin de año, parece bastante frívolo que en España vivamos una semana con dos fiestas enmedio (martes y jueves) y con un montón de gente haciendo puente e incluso “viaducto”. Se me antoja una gran contradicción, por lo que significa de pérdida de horas de trabajo y de productividad. Me imagino que, visto desde fuera de nuestras fronteras, el concepto que puedan tener de nosotros quede muy deteriorado.

Por lo demás, todos estamos pendientes de lo que decidan Merkel y Sarkozy y que impondrán al resto de la eurozona el próximo día 9. Ya veremos cómo quedamos todos en la nueva foto europea. Por el momento, sólo podemos hacer conjeturas. Modestamente, como ya he manifestado muchas veces, una solución rápida al problema de la deuda sería la emisión única de eurobonos, acompañada de una mayor flexibilidad por parte del BCE, en sus cometidos como banco central de la zona euro. Complementariamente, la UE debería crear mecanismos para vigilar y controlar el déficit presupuestario de todos los países miembros.

Pero, ¡ay!, los intereses de Alemania están por encima de todo, y nada se hará que les pueda perjudicar directamente. No sé por qué, pero mucho me temo que las nuevas reglas de juego que impongan Merkel y Sarkozy sean mucho más complejas y difíciles de implementar que lo que acabo de exponer. ¿Serán la solución definitiva o supondrán un nuevo y provisional escalón en esta larga agonía del euro y la deuda soberana? Saludos, Iñaki, y gracias por seguir ahí día tras día, proponiendo cuestiones importantes y favoreciendo el debate.

II) Algunos comentarios a Raúl Madero (11:05 h). En su larguísima perorata, que muestra un cabreo considerable por su parte, lanza toda su artillería contra Zapatero y contra el propio periodista autor del video-blog. Por lo que respecta al aún Presidente del Gobierno, vuelve usted a la carga, como tantas otras veces, sobre todos los -a su juicio- errores de las pasadas legislaturas. Veo que culpa usted a ZP de todo, con lo que, aparte de resultar ya muy poco original, muestra que pasa por alto la crisis mundial, la crisis europea y la crisis de nuestro peculiar modelo de crecimiento económico, imputable a todo el país y no a una sola persona.

En cuanto a sus críticas al Sr. Gabilondo, digo yo que, si tanto le molestan las opiniones del periodista, nadie le obliga a escucharlas. ¿O es que le agrada prostituir el foro con sus insultos, como hacen unos cuantos amargados más? Tengo que darle la razón en cuanto a que la ciudadanía ha hablado alto y claro en las urnas, lo que evidencia una gran insatisfacción con el actual estado de cosas.

Sin embargo, hay que preguntarse qué va a pasar ahora. Mariano Rajoy está como desaparecido y aún no ha dado ninguna pista de lo que va a ser su política económica, aquella que iba a inspirar tanta confianza y a generar tanto empleo. ¿Va a seguir la estela de María Dolores de Cospedal, anunciando todo tipo de recortes y ajustes para con la población de a pie (eso sí, con su habitual gesto de autosatisfacción, como si los rigores y la austeridad no fueran con ella misma)? Si sólo es reducción y ajuste duro lo que tienen en mente, ya le digo desde aquí que eso no va a generar más que pobreza y precariedad.

Por último, habla usted del papel jugado por España en las cumbres. Le recuerdo que fue con Rodríguez Zapatero con quien estuvimos representados por primera vez en la historia en el G-20. En cuanto a la actual situación europea, está claro quiénes son los que cortan el bacalao, Sarkozy y Merkel. En las actuales circunstancias, y menos con un gobierno en funciones, no parece el momento más adecuado para que España saque pecho y asuma un papel predominante que no le corresponde. En cualquier caso, cuando se conozcan las nuevas iniciativas del eje franco-alemán será el momento de pronunciarse sobre las mismas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: