ANTE EL DESCALABRO BURSATIL

Reproduzco aquí algunos comentarios personales vertidos en uno de los foros del diario El País de hoy 11.08.11:

Yo también pienso que haber facilitado tantos recursos en su momento a la banca ha sido al final un inmenso error. Si de verdad se aceptan las reglas del mercado, me parece justo que el que haya actuado irresponsablemente, comprando activos-basura o concediendo más créditos hipotecarios de lo razonable, lo pague y desaparezca de la escena. Como alguien ha apuntado en este foro, sería prudente cerrar las bolsas unas cuantas jornadas, a ver si las aguas se calman un poco. Y una idea más: sería bueno pensar seriamente en una banca pública, que actuase con responsabilidad y mirando más por los intereses de los ciudadanos. Ya sé que esta idea “rechina” en las mentes de los neoliberales, pero ya vemos a dónde nos llevan los capitales privados, la especulación pura y dura y la desregulación financiera.

A Javier (54). Estoy muy de acuerdo contigo. Pero para potenciar nuestra economía real, que es la que al final puede equilibrar las cosas, hacen falta como mínimo 3 factores: 1) voluntad política para fomentar la actividad en aquellos sectores productivos de interés; 2) iniciativa empresarial, con visión a medio y largo plazo; 3) crédito suficiente para impulsar estas iniciativas. Además, se impone cambiar radicalmente nuestra mentalidad del “pelotazo” y de los beneficios a corto plazo por otra de esfuerzo, responsabilidad y de trabajo continuado.

 A Javier (63). Es cierto que el exceso de burocracia resulta bastante negativo para todos, en la medida en que ralentiza o frena las actividades y resulta muy costosa, sobre todo como sucede en el caso español, en el que tenemos varias administraciones (estatal, autonómica y municipal), que están sobredimensionadas y muchas veces se solapan. Pero lo que yo veo aquí es un problema de grado; es decir, no a la burocracia excesiva y repetitiva, pero sí a una administración pública con una dimensión ajustada e imprescindible para regular y equilibrar la actividad privada. Particularmente, tampoco me siento muy orgulloso de nuestra clase empresarial (salvo honrosas excepciones), pues creo que carecen de empuje, creatividad y competitividad a nivel internacional, y en cambio sólo parecen tener ojos para maximizar los beneficios a muy corto plazo, lo que les lleva indefectiblemente a especular y no a crear valor a largo plazo. Mi blog: https://elmiradordedonfrenando.wordpress.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: