“MY FRIEND ANSAR”

                                       

          De cuando en cuando, con más frecuencia de lo deseable, este personaje desciende del Olimpo de su FAES y de sus misteriosas y ocultas actividades como consejero de inescrutables intereses y aparece en cuerpo mortal ante las cámaras de los medios nacionales. Se pone muy, muy serio y nos “regala” con algunos de sus pensamientos apocalípticos sobre el futuro de este país. País que, desde que dejó de estar guiado por su experta batuta, parece deslizarse inexorablemente hacia los abismos, por causa, claro, de la mala cabeza del gobierno socialista.

          Este individuo, que no aguantaría un asalto cuerpo a cuerpo con ningún periodista objetivo y profesional, se refugia en la distancia y altura de su tarima para sentenciar sobre el desastre y la ruina a la que nos conduce ZP, y para recordarnos sistemáticamente que él dejó España sin paro, en la cumbre de su prosperidad y con las cuentas más saneadas que nunca. Mientras pontifica, se acaricia con fingido descuido su melenita, se atusa el bigotín, se ajusta las gafas, saca pecho y tensa sus abdominales de hierro. En verdad que pocas veces he visto a un individuo con tantas carencias intelectuales y, a la vez, tan pagado de sí mismo.

          Este hombre tuvo la “suerte” de pilotar una España que había encontrado en la expansión inmobiliaria el medio más fácil y rápido de enriquecimiento de unas cuantas compañías constructoras, prosperidad que, por supuesto, contagió a otros sectores, atrajo gran cantidad de mano de obra y, en definitiva, aumentó la recaudación tributaria del Estado. Su famosa frasecita del “España va bien” no hacía sino constatar esta realidad, pero ignoraba los peligros de basar el crecimiento económico de nuestro país en un solo sector, cuyo desarrollo no podía ser ilimitado. Cuando creyó que éramos lo suficientemente fuertes como para destacar en el mundo, se alió sin dudarlo un momento con George W. Bush y le brindó todo su apoyo en la locura de la guerra de Irak, argumentando que ya era hora de colocar a España en el lugar que se merecía en la escena internacional.

          Y así se hizo cómplice de una de las guerras más injustas, ilegítimas y de peores consecuencias que ha visto la humanidad. Una guerra basada en una gran mentira y que ha castigado cruelmente al pueblo iraquí, que aún no ha hallado la paz y que todavía sufre casi a diario el zarpazo de grandes atentados terroristas, a una escala que aquí nos parecería insoportable. Al final, suele suceder que quien la hace la paga: al propio Bush la aventura militar le pasó factura (aunque tarde); Tony Blair vio truncada su prometedora carrera política y se vio obligado a responder ante comisiones parlamentarias y tribunales. Sin embargo, curiosamente aquí el Sr. Aznar ha salido incólume de este lamentable episodio y, lejos de pedir excusas con humildad por los graves errores cometidos, se pasea con prepotencia por todos los foros y elude la cuestión con sonrisitas de suficiencia. ¿Alguna vez se ha parado a pensar este sujeto en los horrores ysufrimientos infinitos padecidos por hombres, mujeres, ancianos y niños iraquíes, provocados por una decisión tomada unilateralmente por un trío de líderes extranjeros, en contra del sentido común y sin el respaldo de la ONU? ¿De verdad que tiene la conciencia tranquila?

          Pido a Dios, si está ahí y nos escucha, que nos libre de personajillos como éste, cuya mediocridad y total carencia de humanidad sólo les da para construir frasecitas lapidarias como “váyase, Sr. González”, “España va bien”, “créanme, Sadam tiene armas de destrucción masiva”, “el cambio climático es un camelo”, y otras por el estilo. Desde luego, a mí lo único que me produce es un desprecio absoluto.

          Espero y deseo que algún día el centro derecha español tenga líderes de mayor categoría, sensibilidad y prestigio. Mientras tanto, mucho me temo que nuestra democracia estará coja, y eso no es bueno para el conjunto del país.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: