CARTA ABIERTA A MARIANO RAJOY

                                                  

          A pocas semanas de las elecciones municipales y autonómicas en España, y con la vista puesta ya en la elecciones generales del año próximo (si es que no se adelantan al presente ejercicio), todas las encuestas parecen coincidir en darle a su partido, el PP, una notable ventaja sobre el PSOE, estimada en unos 15 puntos. Es decir, que de continuar las cosas así, su tan ansiada entrada en la Moncloa puede convertirse pronto en una realidad, tras estos largos años en la oposición, ¿no es así, Sr. Rajoy?

          Al final, el que la sigue la consigue. En su caso, su política continua y machacona de rechazo sistemático a la labor del Gobierno, centrada de modo muy especial en atacar la persona de su presidente, Jose Luis Rodríguez Zapatero, va a dar finalmente sus frutos. Hay que reconocer que no le ha costado a usted mucho trabajo, ¿verdad, don Mariano? Tan sólo ha habido que decir que no a todo, desprestigiar una y otra vez a su oponente político, descalificar por norma todo lo que propusiera el Gobierno, acusarlo de todos los problemas habidos y por haber, mostrarse duro e  inflexible, ¡ah! y sobre todo no comprometerse en nada ni proponer nada concreto, que el que aporta algo se arriesga a equivocarse o incluso a que sus ideas sean recogidas y puestas en práctica por el enemigo, ¿no es cierto?

          De manera que, finalmente su política de acoso y derribo, bien aprendida y aplicada por sus colaboradores, Cospedal, Sáenz de Santamaría, González Pons, Arenas y demás, ha terminado por dar resultado. El viejo dicho de “calumnia, que algo queda” va a demostrar que es cierto. Lo mismo podría afirmarse de aquello de que una mentira repetida mil veces acaba siendo verdad. Usted ha contribuido decisivamente a devaluar el debate político en nuestro país, reduciéndolo a menudo al nivel de riña de patio de colegio. Usted ha conseguido que, en el ánimo de millones de españoles, Rodríguez Zapatero sea el culpable directo del paro, la crisis económica, la carestía del petróleo, la falta de confianza de los ciudadanos y las empresas, el fracaso escolar, la falta de competitividad, el desequilibrio en la balanza comercial y cualquier cosa que se les ocurra. Usted ha protagonizado la etapa de oposición más desleal en la historia de la democracia española. Hiciera lo que hiciera, dijera  lo que dijera, Zapatero siempre era culpable. ¿verdad, Sr. Rajoy?

          Claro que sería injusto no mencionar otros factores que también han puesto su granito de arena en el desgaste del Gobierno. El más notorio ha sido la mayor crisis económica mundial que se ha sufrido tras la Gran Depresión de 1929, originada al otro lado del Atlántico, y que ha afectado gravemente a todas las economías occidentales, incluida la nuestra, agravada en nuestro caso por el estallido de la burbuja inmobiliaria, cuya gestación supuso un largo periodo de aparente prosperidad del que se beneficiaron gobiernos anteriores, incluidos los del Sr. Aznar (no lo olvidemos). Asimismo, las fuertes tensiones sufridas hace pocos meses en los mercados en relación con la deuda soberana, obligando a nuestro Gobierno a adoptar medidas urgentes de ajuste, también han supuesto una dura prueba para el Presidente y sus ministros, ya que las medidas tomadas son forzosamente impopulares. Tampoco nos podemos olvidar, desde luego, de algunos errores y meteduras de pata, contradicciones y cambios de timón, por otra parte inevitables en quien tiene la nada fácil tarea de gobernar, pero que indudablemente han sido un buen pretexto para redoblar la lluvia de críticas por parte de las filas de la oposición. En definitiva, don Mariano, que entre una cosas y otras se lo han puesto en bandeja.

          Ahora bien, llegados a este punto, me gustaría hacer algunas reflexiones sobre usted y el partido al que representa. Realmente, ¿qué es lo que ofrecen a los españoles?, ¿acaso tienen ustedes la clave para salir rápidamente de la crisis y remediar el altísimo nivel de paro que padecemos? Usted no se cansa de repetir que hay que crear empleo, lo cual no deja de ser un deseo que compartiría cualquier ciudadano/a de este país, tenga las ideas que tenga, pero ¿cómo lo haría? Usted sabrá -me imagino- que los que crean empleo suelen ser los empresarios, y que éstos sólo lo harán en condiciones muy favorables: con expectativas de beneficio, con facilidad de crédito, con poder de compra por parte de los ciudadanos (lo que implicaría mejores salarios), con fuentes de energía más baratas, con más competitividad ante el exterior, incluso con más imaginación por parte de nuestras propias empresas para vender productos y servicios más atractivos. ¿De verdad que tienen usted y los suyos las recetas para conseguir todo esto? ¿O acaso estarán pensando que habría que volver al viejo modelo anterior de desarrollo español, basado en el ladrillo, que ese sí que absorbía mano de obra? Explíquenlo, hombre, no se corten.

          En otro orden de cosas, tengo muchas lagunas en cuanto a sus intenciones y planes de gobierno. A ver si me lo aclara usted. Nunca le he oido nada acerca de sus ideas sobre medio ambiente y lucha contra el cambio climático, cosa que ya ha dejado de ser un “camelo”, como pensaba hasta hace poco su antecesor Sr. Aznar. Sospecho que todo esto sigue siendo para usted una cuestión menor. ¿Y qué hay de la política energética? Usted acusa al Gobierno de no tenerla clara, lo cual es posible. Pero, ¿tiene usted este asunto bien estudiado y planificado, con una visión de futuro a largo plazo? Podríamos hablar de otros asuntos, igualmente importantes, como el fracaso escolar y el modelo educativo, o la sanidad, de los que apenas tiene a bien pronunciarse. No sé, sospecho que tras ese aspecto exterior de hombre serio y pontifical que quizás satisfaga tanto a parte de su electorado más conservador, hay un gran vacío de ideas para solucionar y encauzar correctamente los grandes desafíos que tiene planteados España en estos momentos.

          A mí no me engaña, Sr. Rajoy. No me convence. Carece usted de categoría de estadista, con visión de futuro y con el talante (sí, talante) necesario para pactar con la oposición soluciones a los problemas fundamentales del país. No se olvide que el Sr. Zapatero y los socialistas están ahí por el voto de muchos millones de españoles/as, que siguen representando a un sector muy importante de la sociedad española. Al desacreditarle a él con tanto ahínco, ha estado burlándose también de millones de votantes. Si se aspira a gobernar, habrá que gobernar para todos, con generosidad y altura de miras, superando los propios intereses partidistas, aún a costa de perder algunos votos. Eso es lo que marca la diferencia entre un estadista y un simple político.

          En fin, ya termino. Si este escrito es del agrado de quien lo lea, le agradeceré muy especialmente que contribuya a darle la mayor difusión posible, vía e-mail o redes sociales. Ojalá estas palabras mías lleguen a su verdadero destinatario. Así habrían cumplido su objetivo final.

          Un saludo a todos y hasta pronto.

Anuncios

3 responses to this post.

  1. Posted by Jose Pablo Lopez on 16 marzo, 2011 at 14:39

    Creo que ha dado Ud. en el mismisimo clavo.
    No creo haber leido algo tan facil y directo como este articulo.

    Saludos

    Responder

  2. Posted by Dolores Reinoso on 17 marzo, 2011 at 20:52

    Mi opinión es la misma que usted, don Frenando y pienso que se queda corto hablando de Rajoy.
    ¿Podría tratar usted otras cuestiones? Me encantaría saber su opinión en cuanto, por ejemplo, Japón, deportes, actualidad, televisión, medicina y sociedad en general. Lo leeré gustosamente.

    Responder

    • Celebro que le haya gustado mi carta a Mariano Rajoy y agradezco mucho su comentario. Mi intención es seguir añadiendo entradas con cierta regularidad en mi blog. Mañana mismo pienso colgar algún texto nuevo, en el que precisamente quiero hablar sobre Japón y la tragedia que este pueblo tan admirable está padeciendo.
      Un saludo muy cordial y espero seguir contando con usted como lectora.

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: