Algunos comentarios sobre la oposición española

Ya desde hace algún tiempo, tenía muchas ganas de expresar alto y claro opiniones mías personales acerca de la realidad política y económica que vivimos actualmente en España, sobre todo a la vista del mal ambiente que se percibe y de la escasez de aportaciones positivas y constructivas que intenten resolver los graves problemas que nos afectan.
En este mi estreno como bloguero no puedo dejar de referirme a la pésima labor de oposición que ejerce el Partido Popular. Más adelante me ocuparé de la labor de gobierno y de otros temas, que sin duda dan para muchos análisis y comentarios. Pero hoy voy a centrarme en el PP, como acabo de señalar.
En la anterior legislatura, el inefable tándem Acebes-Zaplana, amén de su jefe Mariano Rajoy, inauguraron un estilo de oposición facilón, mezquino y vacío, limitándose a desacreditar de manera continua la labor del Gobierno y, muy especialmente la de su Presidente, atribuyendo a éste todos los males habidos y por haber, reales o imaginarios. Tras las últimas elecciones generales, Rajoy, como sabemos, realizó una serie de cambios importantes en la organización de su partido, y algunos pensamos ingenuamente que su oposición iba a ser más certera, más profesional y más constructiva.
¡Gran error! Tanto el presidente como su nuevo equipo, en particular el nuevo tándem Cospedal-Sáenz de Santamaría, han seguido exactamente por la misma senda: descalificaciones continuas, desaprobaciones categóricas, mensajes negativos continuos de que, o se cambia a Zapatero, o esto -España- se va poco menos que al desastre. Y todo ello sin argumentos de peso, sin ningún tipo de razonamiento y sin atisbo alguno de cooperar en determinados asuntos de Estado con el Gobierno.
En definitiva, han seguido fielmente la táctica del “calumnia, que algo queda”, provocando además un clima de crispación y enfrentamiento verbal que en nada contribuye a la búsqueda de soluciones efectivas a los problemas reales de nuestro país.
Con esta política demuestran dos cosas:
1º Que el PP no ha digerido nunca que el PSOE les haya apartado del poder, y eso que han tenido lugar dos elecciones generales.
2º Que carecen de ideas y propuestas de verdad para intentar afrontar los problemas del país, fundamentalmente la crisis económica (ya hablaré de ella más adelante). Aún estoy esperando un verdadero debate con un mínimo de rigor intelectual, que critique con fundamento la labor del Gobierno. Sólo insultos y descalificaciones que, aparte de enrarecer el ambiente, no demuestran absolutamente nada.
Sinceramente, creo que España se merece otra oposición más rigurosa, seria, racional, leal y constructiva. Parece mentira que todas estas personas hayan pasado -se supone- por la Universidad. Si es así, ¡qué pérdida de tiempo y cuántos recursos malgastados!
Seguiremos hablando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: